HOME » GINECOLOGÍA » Unidad de la Mujer » Patología mamaria » Secreciones por el pezón

¿Qué importancia tienen las secreciones por el pezón?

Niños Mad Para Road MaxFury De Vehìculos Vix JTK1Flc3

La mama es una glándula secretante durante la lactancia, por ello no es raro que durante la vida pueda presentarse de forma anómala alguna secreción por el pezón. Según si se produce por una o ambas mamas y según si el tipo de secreción es acuosa, lechosa, purulenta o sanguinolenta tendrá distintos significados. Ante la presencia de este signo la paciente debe consultar al ginecólogo.

 ¿A qué puede deberse la secreción de líquido similar a leche?

Se llama galactorrea a la salida de secreción similar a leche acuosa por ambos pezones. Es la alteración más frecuente y se debe a un aumento de los niveles de prolactina, la hormona que estimula la lactancia. Esta hormona se produce en una glándula situada en el cerebro llamada hipófisis.

Su aparición se puede ver favorecida por el consumo de sedantes o ansiolíticos y la succión del pezón en las relaciones sexuales. Si no se trata, puede causar alteraciones del ciclo menstrual entre las que se incluyen la dificultad para quedar embarazada o la desaparición de la menstruación hasta que no se solucione con un tratamiento.

¿A qué puede deberse la secreción purulenta?

Habitualmente aparece sólo en una mama y está causada por un absceso que drena su contenido a través de los conductos galactóforos (los que conducen la leche materna hasta el pezón). Si la paciente nota estos síntomas debe consultar al médico para recibir el tratamiento adecuado, que puede ser,  según el caso, antibióticos o drenaje quirúrgico.

¿A que puede deberse la secreción sanguinolenta?

La secreción sanguinolenta y por un solo orificio del pezón es la que preocupa más. Puede ser signo de la presencia de un tumor dentro de un conducto galactóforo. Suele deberse a un tumor benigno que se llama papiloma, que requiere tratamiento quirúrgico y estudio de benignidad.

Para realizar el diagnóstico se realiza una galactografía. Consiste en inyectar a través del orificio del pezón por el que sale la sangre, un líquido de contraste que rellena el conducto galactóforo y dibuja la impronta del tumor, esta exploración se llama galactografía.